La tarde de ayer el presidente de la Comisión Organizadora de la Universidad Nacional Daniel Alomía Robles (Undar), Daniel Morgade, descartó renunciar a su cargo, ante las protestas de un grupo de estudiantes y docentes exigiendo al Ministerio de Educación una nueva Comisión, llegando incluso la tarde del miércoles a tomar por segunda vez la sede de su institución.

“¿Renunciar? ¡No!, Ni siquiera se considera”, manifestó al señalar que solo podría pensar en esa posibilidad si el Ministerio de Educación le dice a él y Villanueva que han cometido “faltas  gravísimas” y que el único camino para no iniciarles proceso administrativo es la renuncia, “pero yo no tengo absolutamente nada que esconder, jamás en mi vida he participado en ningún acto de corrupción”, sentenció al ofrecer incluso levantar sus secretos bancarios y de comunicaciones y entregar cualquier documento de la institución que se le solicite.

Nacido en Uruguay, Morgade dijo que está nacionalizado peruano y como tal “voy a  defender la educación del país (…) porque elegí estar acá y voy a dar mi vida por estar acá. Y sí voy a arriesgar la vida por estar acá como lo arriesgó Ricardo  [Villanueva, vicepresidente de investigación] al estar acá [dentro del local durante la toma de los estudiantes] y que casi lo matan y lo apedrearon. Y si nos van a tirar piedras y si me van a tirar huevos por construir algo por la educación del país, lo voy a hacer; y no tengo nada a que temer, no tengo por qué renunciar porque a alguien no le guste mi cara, porque no le guste mi estilo de trabajo o porque me quieran amedrentar porque alguien quiera tomar control de los medios económicos de la universidad. Yo voy a defender la universidad porque acá no se acomoda gente a los concursos, acá nadie roba nada, acá nadie cobra comisiones a un contratista (…) y por primera vez quizás nos paramos en seco y le decimos no a la corrupción, no a que se cobre en un cajón de un escritorio, nunca más que en el instituto se cobre dinero y se de un pedacito de papel bond como boleta; eso no va a pasar nunca más. Acá se entra con un voucher del Banco de la Nación (…) y eso le duele a la gente”, manifestó Morgade aludiendo a las situaciones irregulares que detectó a su llegada a la Undar y por algunos de los cuales al exadministradora está siendo investigada por la Fiscalía.

Tras referir que los profesores del Instituto Daniel Alomía Robles no se adecuaron a la Ley de Reforma Magisterial para no bajar de categoría y reducir el monto de sus sueldos y por lo tanto pudieron acogerse a la Ley de Institutos, Morgade indicó que la Fiscalía investiga el caso de los profesores Arturo Caldas y Oswaldo Sánchez que cobran sueldo del nivel salarial 3, cuando uno de ellos está en el nivel 1 y el otro en el nivel 2. “Coincidentemente el único docente que no tiene grados y títulos para adecuarse [a la Ley Universitaria] es Arturo Caldas”, indicó.

DICTADOR

Y en explícito cuestionamiento a los docentes y en respuesta a los calificativos de dictador y autoritario que le endilgan docentes y profesores en protesta, afirmó que ahora en la Undar “se marca biométricamente cuatro veces por día, se controla que el profesor entre a la clase y si no está dando la clase se va a Recursos Humanos a defender el derecho del estudiante, porque antes se iban a mirar Tv. un partido de fútbol ¿y a nosotros nos dicen dictadores porque exigimos que el profesor trabaje?, ¿por exigir que el estudiante estudie? ¿por impedir que alguien haga un uso indebido de los recursos del Estado? ¿Por eso soy dictador?, Bueno. La honestidad a veces tiene cara de intransigencia”, acotó.

PEDIDO ILEGAL

Morgade afirmó que el pedido de docentes y estudiantes  protestantes de ser universitarios, es ilegal.

Ricardo Villanueva, vicepresidente de investigación, explicó que como Comisión Organizadora tienen la principal misión de licenciar a la Undar, tras la cual se convocará al primer examen de admisión como universidad. Y la tarea paralela es administrar los saldos del Instituto Superior de Música Daniel Alomía Robles que administrativamente está en proceso de liquidación. “Lo que queda del instituto son los docentes y alumnos”, dijo al señalar que ellos deben concluir sus estudios y labores como alumnos de instituto y docentes de instituto.

Indicó que esos alumnos tendrán la oportunidad de solicitar la convalidación de sus cursos según la malla curricular que aún no se elabora o podrán presentarse al examen de admisión para ser alumnos de la Universidad Nacional Daniel Alomía Robles.

Y en el caso de los docentes, Villanueva recordó que de acuerdo con la Ley Universitaria, la única forma de ingresar a la docencia universitaria es mediante concurso público.

“Me parece que hubo una confusión y en alguno momento alguien les dijo que se iban a convertir en universitarios ni bien [el instituto] tiene el nombre de universidad y nosotros entramos como comisión organizadora”, anotó el vicerrector de investigación de la segunda comisión organizadora de la Undar en dos años.

Sobre la toma de la sede del martes, Morgade dijo que a través de los vídeos solo han identificado a 8 estudiantes, del resto de las 35 personas aproximadamente que ingresaron a la sede universitaria dice no saber quiénes son.