En medio de grandes árboles y aprovechando una noche despejada y con fino viento, el sábado último se desarrolló la II Gran Chaccha Literaria, organizado por la Asociación Escritores de Huánuco y Librería de Huánuco, en el conocido recreo “El huerto huanuqueño”, del poeta Andrés Jara Maylle.

Recitales, música, actuación y testimonios es lo que se vio y oyó esa noche alrededor de una cálida fogata y degustando el caldo verde y el shinguirito, preparados con yerbas medicinales.

El presidente de la Asociación Escritores de Huánuco, Valentín Sánchez Daza, destacó el valor de la hoja de coca, producto muy vinculado a la identidad y tradición andina de nuestro país, desde hace miles de años atrás, y cuyo consumo, a través de la chaccha  fomenta la unidad y el sentido de pertenencia de los pueblos y sus integrantes.

“La chaccha se parece a la literatura, porque al igual que aquella, esta fomenta la integración de la gente, a partir de compartir experiencias comunes de los seres humanos alrededor de temas como el amor, la muerte o la felicidad, lo que nos une y hace formar parte de una comunidad y de una raza. Los libros transcienden las fronteras y el tiempo, por eso disfrutamos hoy las obras de Shakespeare o Tolstoi, a pesar que han sido escritas en otros siglos pero que siguen vigente porque nosotros, muchas veces, le damos sentido y nos identificamos con esas historias”, sostuvo.

En la actividad, participaron los escritores Andrés Jara, Víctor Domínguez, Ángel Santillán, Irving Ramírez, Nancy y Cristina Villaflor, Isaac Espinoza, Yuliana Tucto, Edilberto Sacha Sánchez, Beker Eduardo, Álex Ginés, entre otros.