Más de tres años han pasado desde que el Gobierno Regional de Huánuco inauguró la nueva infraestructura del Centro de salud de Cachicoto nivel I-4, en el distrito de Monzón, Huamalíes. Sin embargo, hasta el momento el personal de salud no ha usado las instalaciones debido a filtraciones de agua del subsuelo.

“No hemos usado el nuevo establecimiento porque tiene filtraciones de agua y las conexiones eléctricas están en el suelo, si conectamos algo nos electrocutamos”, comentó la gerente del CLAS Cachicoto, Milagros Palacios Evaristo, quien llegó hasta el Gobierno Regional para solicitarle al gobernador de Huánuco, Juan Alvarado, designar un equipo que realice la evaluación del establecimiento.

“Queremos que determinen por qué son las filtraciones y que le den solución”, expresó el dirigente Eduardo Ticerán. “Esperamos que esta gestión tenga voluntad política para trabajar”, dijo al referir que a pesar de las constantes quejas de la población los años pasados, la gestión de Rubén Alva no solucionó el problema de las filtraciones.

La obra inició en junio del 2014 en la gestión de Luis Picón y fue inaugurada en febrero del 2016 por Rubén Alva.

El Consorcio Beteta, integrado por Constructora y Consultora Shandy E.I.R.L., Inversiones y Negociaciones b&O E.I.R., Contratista y Maquinarias Campos S.A., Servicios e Inversiones W Y S, elaboró el expediente técnico y ejecutó la obra valorizada en cerca de 10 millones de soles.

Palacios indicó que si bien cuando se entregó la infraestructura nadie se dio cuenta, pero desde que advirtieron la inundación no se ha hecho nada para solucionarlo.

Palacios, Ticerán y otros pobladores de Cachicoto se reunieron con el gobernador regional, Juan Alvarado, quien lamentó que las autoridades regionales pasadas no hayan solucionado el problema de las filtraciones en la nueva infraestructura del centro de salud, lo que ha convertido a esa millonaria infraestructura en un “elefante blanco”.

Alvarado indicó que debido a que dicha obra se ejecutó bajo la modalidad de “concurso oferta”, el Gobierno Regional no puede invertir en dicha obra, por lo que —adelantó— enviarán una carta notarial al consorcio para que solucione el problema de la filtración de agua subterránea.

“El hospital ha sido construido sobre un aguajal. Sea verano o invierno, el agua filtra”, apuntó Eduardo Ticerán

Alvarado advirtió que la obra tiene 7 años de garantía y el Consorcio debe responder.

“Esta obra debe concluirse, no podemos tener un elefante blanco en Cachicoto cuando la población necesita el hospital. Como autoridad tenemos que velar por el cumplimiento del contrato”, subrayó.

Dirigentes y gerente del CLAS reunidos con Alvarado.