En medio de la turbulencia política que ha desatado su tozuda decisión de continuar al frente del Ministerio Público, Pedro Chávarry, ha convocado para hoy a Junta de Fiscales Supremos para presentar su renuncia, acaso precipitada por la suspensión de su colegiatura impuesta por el Consejo de Ética del Colegio de Abogados de Lima (CAL).

Chávarry ha sido vinculado a la organización delictiva “Los Cuellos Blancos del Puerto”, se le acusa de obstaculizar las investigaciones contra Keiko Fujimori que también es mencionada en la investigación a dicha banda delictiva, a cambio de que Fuerza Popular no tramite las investigaciones constitucionales en su contra y que han posibilitado que hasta ahora siga siendo el fiscal de la Nación.

La protesta ciudadana en su contra va en aumento a nivel nacional, pero también al interior del Ministerio Público. Ya los cuatro fiscales supremos que con él conforman la Junta de Fiscales Supremos le han pedido que de un paso al costado y en las últimas horas desde diferentes Distritos Fiscales se han emitido pronunciamientos en ese mismo sentido. En el Congreso de la República, Fuerza Popular sigue entrampando el trámite para retirarlo de la Fiscalía de la Nación.

En ese escenario Chávarry ha decidido dejar la Fiscalía de la Nación y ahora corresponderá a la institución recuperar la confianza de la población en esta nueva etapa.