Este sábado se cumplen cuatro años de la implementación de la Nueva Ley Procesal del Trabajo en el Distrito Judicial de Huánuco y a decir del presidente de la Sala Civil Laboral de la Corte Superior de Justicia de Huánuco, Jorge Luis Carrillo Rodríguez, dicha ley ha generado justicia célere, oportuna,  transparente y predectible.

“La Ley Procesal de Trabajo constituye un avance en el sistema de justicia, por cuanto empleadores y trabajadores se ven beneficiados con procesos cortos y simples, primando la oralidad”, sostiene.

“Esta ley soluciona los conflictos laborales con celeridad. En un promedio de seis meses aproximadamente están agotadas todas las instancias jurisdiccionales, cuando con la ley anterior los pcesos  demoraban 5, 4 o 3 años”, agregó.

El magistrado sostiene que en el balance de cuatro años, la Ley Procesal de Trabajo “ha traído un cambio efectivo” en la administración de justicia, pues a la celeridad del trámite, se suma —según dice— que los trabajadores pueden presentar sus demandas sin la firma de un abogado en algunos casos, los jueces hacen uso de la tecnología para registrar en audio y video las audiencias y se muestra en tiempo real la elaboración del acta de la audiencia haciendo más transparente la administración de justicia y se publican las resoluciones de los magistrados para que la población las conozca, promoviendo la predictibilidad de la administración de justicia.

“Los resultados son óptimos al tener una justicia célere. Hay procesos concluidos en seis meses agotando todas las instancias”, insiste el juez superior que explicó que el impacto de la ley en el Distrito Judicial de Huánuco no se puede medir según la reducción de la carga procesal, sino en qué tantos procesos ha tenido el órgano jurisdiccional y  cuantos los has resuelto en el menor tiempo posible.

BUENAS PRÁCTICAS

Y si bien la Nueva Ley Procesal de Trabajo lleva cuatro años de vigencia en el Distrito Judicial de Huánuco, en los dos últimos se han implementado buenas prácticas en la Corte de Justicia al amparo de dicha ley.

Así, Carrillo destaca que desde la Presidencia de la Sala Civil se ha establecido que entre 20 y 30 días de recibido el expediente se realice la audiencia de vista y se emita el fallo. Otra buena práctica es el uso de monitores en las audiencias que permite ver a las partes en tiempo real la grabación de la audiencia y la  transcripción del acta de audiencia.

En la Corte de Huánuco también se implementó el Autoinfolaboral que ocupó el segundo lugar en el concurso de buenas prácticas del Poder Judicial. Este software permite a los justiciables y abogados acceder a los expedientes de forma virtual con tan solo dos clicks. La aplicación de sticker de colores en los expedientes es otra buena práctica que permite atender de manera prioritaria a adultos mayorse y población en situación de vulnerabilidad.

Para celebrar el cuarto aniversario de la vigencia de la Ley Procesal del Trabajo en Huánuco el Equipo Técnico Institucional de Implementación de dicha ley ha programado audiencias maratónica, conversatorio, conferencia magistral y una ceremonia especial.