Pobladores de la comunidad de Nueva Zelanda, distrito de Tournavista, Puerto Inca, llegaron a Huánuco para exigir al gobernador regional, Juan Alvarado, anular la concesión de las tierras que ocupan desde hace dos años, a favor de la Universidad Nacional de Ucayali (unu) que realizó Rubén Alva antes de salir del Gobierno Regional, lo cual les está generando diversos enfrentamientos.

“Desde que nos posesionamos hemos tenido conflictos con la universidad (…) Vinieron, quemaron nuestras casas, detuvieron a nuestros hermanos. Pedimos que las tierras de Huánuco sean de los huanuqueños”, demandaban los comuneros que refirieron que la gestión de Alva anuló la concesión luego de que se posesionaran en el 2016, pero el año pasado en diciembre volvió a ceder las tierras para investigación la UNU. “No están investigando, solo vienen a talar”, acusaron los pobladores.

La comunidad de Nueva Zelanda tiene 130 pobladores ocupando un 2 400 hectáreas de terreno donde están sembrando arroz, café, cacao y palma aceitera. “Estamos reforestando el bosque, lo que la universidad ha destruido”, comentó Marcelino Espinoza.

Con ollas y cartelones pedían la nulidad de la concesión y que la Dirección Regional de Agricultura les entregue la posesión de tierras.

Anoche a la llegada de Juan Alvarado, los pobladores se reunieron con los funcionarios para presentar su pliego de reclamos.

Alvarado se comprometió a revisar la base legal de la concesión y que “se le va devolver a Huánuco las tierras para ser entregada a los pobladores”.

La reunión terminó al promediar las 7:30 de la noche y los más de 60 pobladores de Nueva Zelanda pasaron la noche en las instalaciones del IPD con el apoyo del Gobierno Regional. Hoy “regresaremos a nuestro caserío confiando en las palabras del gobernador”, expresó Marcelino Espinoza.