Nueve personas murieron aplastadas por una pared que se desplomó y cayó sobre el ambiente habilitado como templo evangélico en la localidad de San Pedro de Chaulán, distrito del mismo nombre.

La tragedia llegó al promediar las 9.30 de la noche, cuando al menos unas treinta personas participaban de su culto religioso en un ambiente que cercaron y techaron con calaminas.

Nada hacía presagiar que la pared vecina de tapial se desplomaría a causa de sus bases humedecidas por las lluvias, de acuerdo con los primeros reportes de la zona.

De manera instantánea murieron aplastados Marcelina Nieto Escalante (73) y Erika Domínguez  Vergara (23) y su padre Valentín Domínguez Gonzáles (50). También Domingo Huacho Espinoza (75), José Martel Palomino (56) y Marcos Martel Pajuelo (82).

Policías y comuneros apuraron las tareas de rescate para liberar a los que quedaron atrapados y llevarlos al centro de salud.

En la posta del lugar fallecieron otras dos personas y una tercera cuando era trasladada al Hospital de Contingencia de Huánuco. Ellos son: Aniceto Bonilla Camones,  Pulido Salvador y Jacinta Nolasco Lucas, confirmaron fuentes ligadas al caso.

Los cuerpos de los fallecidos fueron recuperados de entre los escombros, pero se espera que recién hoy se realice la diligencia de levantamiento de cadáver con la participación de un fiscal y médico legista que viajarán desde Huánuco.