Emer Arangüez

Tras inspeccionar sorpresivamente el cementerio municipal de Tingo María, el alcalde Miguel Meza Malpartida anunció que a partir del próximo año los entierros serán en el cementerio de Shapajilla en el distrito de Padre Felipe Luyando.

El edil que estuvo acompañado de regidores y funcionarios aseguró que el camposanto ya colapsó.

Ante el pedido del regidor Álvaro del Águila de que se declare en emergencia el cementerio municipal, el alcalde ordenó al subgerente de Registro Civil y al gerente de infraestructura realizar el diagnóstico para la construcción de nuevos nichos para atender la demanda de este año

El subgerente de Registro Civil, Onildo Gómez, afirmó que en este camposanto solo hay disponibles 57 nichos y está restringida el entierro en el suelo.

Meza indicó que solo este año permitirán entierros en este cementerio municipal. “A partir del 2021 las sepulturas serán en el camposanto que se ubica en Shapajilla”, anunció al confirmar que dicho terreno es de propiedad de la Municipalidad Provincial Leoncio Prado.