TINGO MARÍA – Emer Arangüez

Por observaciones administrativas y la falta de pago a 40 trabajadores aproximadamente, la obra Mejoramiento del sistema de agua potable y desagüe del caserío La Esperanza, distrito de Pueblo Nuevo, está paralizada.

“El plazo de ejecución de la obra ya está vencido y se escuchan comentarios de que habría sobrevaloración de materiales”, dice con preocupación el obrero Daniel Gómez Niño, pues le adeudan su remuneración de 15 días de trabajo del mes de diciembre.

El tesorero del Núcleo Ejecutor, Julio Ascencio se mostró sorprendido por la paralización. “Lamentablemente el Ministerio de Vivienda habrá puesto alguna observación, algo faltará, tal vez un informe, no sé en la parte técnica”, manifiesta sin alejar las preocupaciones de los obreros.

Reconoció que paralizaron la obra porque no hay dinero para pagar a los trabajadores.

Ascencio anuncio que viajarán a Lima y pedirán explicación a los responsables del referido Ministerio.

Se conoció que la obra tiene un avance físico de 50 % aproximadamente.

El Ministerio de Vivienda Construcción y saneamiento a través del Programa Nacional de Saneamiento Rural destinó 2 millones 358 mil 343 soles para la obra que inició en agosto del 2018 con un plazo de 5 meses de ejecución para beneficiar a 95 familias.

El gestor social en Programa Nacional de Saneamiento Rural, David Pariona Espinoza, confirmó que existen observaciones administrativas a la obra.

“No hay riesgo para que la obra se caiga. Nos vamos a reunir con las autoridades y posteriormente se va informar a la población”, anunció.

Los mortificados pobladores están exigiendo explicaciones a los responsables del manejo administrativo de  la obra.