TINGO MARÍA – Emer Arangüez

Con más de un millón de soles se ejecutó el proyecto “Instalación del sistema de agua potable y alcantarillado” en la localidad de Venenillo sin tener la autorización de la Autoridad Local del Agua y a la fecha, a pesar de estar concluida, la población no puede usar la red de alcantarillado.

La obra se inició el 31 diciembre 2010 en la gestión del ahora extinto alcalde de la Municipalidad Provincial de Leoncio Prado, Juan Picón Quedo, con 1 280 000 soles de presupuesto y a cargo del Consorcio Templo inicialmente pero concluida por la Municipalidad de Leoncio Prado, recordó el teniente  gobernador de Venenillo, Nilo Salazar Fonseca.

Sin embargo el alcantarillado no puede ser usado por la población hasta ahora. “Es debido a que el proyecto lo ejecutaron sin la documentación completa. Es decir, sin el permiso del ALA (Administración Local de Agua) para uso de líquido elemento y para verter aguas servidas al rio Cuchara y para el uso de la faja marginal”, explicó Nilo Salazar.

“En diciembre del 2014, el entonces alcalde Pascual Guzmán recibió y liquidó esta obra sin levantar las observaciones. Y en el 2016 la entregaron de manera protocolar a la JAS. Desde dicha fecha, por necesidad, la población está consumiendo agua “.

La autoridad comentó que mañana se reunirán con el alcalde provincial Carlos Zapata a fin de que la ALA autorice el proyecto y determinar cuánto de presupuesto se necesita para revisar y poner en funcionamiento las motobombas. “Seguramente se cambiará algunas tuberías”, anotó.