La tardía ejecución de la obra de agua y desagüe en el centro poblado de Tambillo, distrito de Umari, Pachitea, ha perjudicado el asfalto de la carretera Rancho-Panao-Chaglla, dejando huecos en medio de la vía, informó Rosmel Guardián Villar, presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Umari.

Guardián Villar acusó al Consorcio Umari de malograr la carretera que se terminó de asfaltar en noviembre de este año. “Han partido la carretera en tres partes”, expresó indignado.

Relató que la obra de agua y desagüe se inició en junio y tenía un plazo de ejecución de 120 días. Sin embargo, por paralizaciones no se logró concluir antes de el asfaltado de la carretera concluya. “La empresa que ejecutó la carretera solicitó al Consorcio Umari avanzar la obra para que no tengamos estos problemas, pero no hicieron caso y ahora los más perjudicados somos nosotros, la población”, manifestó.

Informó que la obra se encuentra con un 90 % de avance y tiene de presupuesto más de 3 700 000 soles financiados por la Municipalidad Distrital de Umari.

“Las autoridades no se pronuncian para exigir a la empresa reparar los daños en la carretera”, afirmó al adelantar que denunciarán al Consorcio Umari.

El dirigente también acusó al Consorcio de no pagar a los obreros. “A algunos les debe de dos meses, a otros de un mes y a otros tantos 15 días, tienen deudas con la población. No hay una supervisión adecuada a la obra”, expresó.