Desde ayer el contador público colegiado José Morán Salvador asumió la jefatura de la Oficina de Control Institucional (OCI) del Gobierno Regional de Huánuco en reemplazo de José Arredondo.

En su primer contacto con periodistas locales, Morán recordó que la labor de la OCI es evaluar el manejo y uso adecuado los recursos públicos.

Indicó que ya tienen un plan de control aprobado por la Contraloría que ejecutarán este año: Seis auditorías y actividades.

Con 22 años de trabajo en la Contraloría, Morán Salvador dijo estar tomando  conocimiento de la situación de su nueva oficina y dejó abierta la posibilidad de realizar cambios.

Reconoció que la falta de personal es un problema que aqueja a “todo órgano de control”, incluido el del Gobierno Regional.  “Mucho depende del presupuesto de cada entidad”, apuntó.

Evitó comentar sobre la sanción de inhabilitación a 11 exfuncionarios de la gestión pasada al referir que el caso lo ve un órgano instructor de Lima.