Un oficial de la Policía Nacional evitó que la agresión a una mujer terminara en tragedia. La nueva víctima era golpeada por su conviviente cuando apareció el policía y la rescató.

El mayor PNP David Medina Guillén reportó que mientras dormía escuchó gritos de auxilio de una mujer, por lo que salió a ver lo que ocurría en el Jr. Naranjos y Mangos, en la urbanización Aprovic, en Cayhuayna.

Es cuando pudo ver  que una mujer era agredida física y verbalmente por un varón. Se acercó a ellos y los separó.

La víctima que se identificó como  Marlinda Edilma Trinidad Sacramento (20) estaba ensangrentada y tenía el polo roto. Ella le dijo al jefe de la División de Investigación de Alta Complejidad (Diviac) que su conviviente le dio un puñete y trató de estrangularla.

Ante ello, el jefe policial trasladó al agresor, Romer Kelvin Mori Trujillo (19), a la Comisaría de Cayhuayna. Eran las 4.50 de la madrugada aproximadamente.

La víctima habría dicho a las autoridades que es constantemente golpeada por su pareja, cada vez que llega mareado, por lo que tiene que escapar.

La madrugada de ayer ocurrió lo mismo, al verlo mareado decidió escapar pero fue alcanzada y golpeada, por lo que gritó pidiendo auxilio.

La Fiscalía de Familia y policía investigan el caso.