Hace unos días pobladores de Conchumayo bloquearon el puente del lugar denunciando que vehículos circulaban por los pueblos de la margen izquierda del distrito de Santa María del Valle desobedeciendo el aislamiento social obligatorio, pero el sábado una patrulla combinada de policías y militares llegó a los pueblos de Sirabamba y Quera para verificar el cumplimiento de la cuarentena para evitar la propagación de la enfermedad del covid-19.

Con el apoyo del Gobierno Regional, la patrulla dirigida por el Crnl. PNP Miguel Espinoza se desplazó desde Huánuco hasta los centros poblados de Santa Rosa de Sirabamba y San Sebastián de Quera en la margen izquierda de Santa María del Valle, verificando durante el largo recorrido el cumplimiento de la inamovilidad social obligatoria dispuesta por el gobierno.

En el poblado de Sirabamba reunidos con autoridades y pobladores respetando la distancia social

En Quera y Sirabamba los jefes policiales y militares se reunieron con las autoridades del lugar para informarles las medidas para prevenir el contagio del nuevo coronavirus.

Fueron orientadas sobre el adecuado uso de las mascarillas, correcto lavado de manos, la distancia de más de un metro que se debe mantener entre personas y quedarse en casa hasta que se levante la cuarentena.

Además, la patrulla perifoneó por las calles del pueblo y carretera las recomendaciones para no contagiarse con el covid-19.

SIETE INTERVENIDOS

La otra cara del operativo fue la intervención de 7 jóvenes que jugaban fulbito en el campo deportivo del caserío de Yanayacu, San Sebastián de Quera, cuando deberían estar en sus casas cumpliendo la cuarentena.

El Gobierno Regional indicó que continuará apoyando el trabajo de policías y militares para que se cumpla el aislamiento social obligatorio que es el único medio para evitar la propagación de la pandemia que hasta la noche del sábado había cobrado la vida de 73 personas en el Perú.