El sábado el Gobierno publicó el Decreto Supremo que aprueba el Reglamento de la Ley nº 30681, Ley que regula el uso medicinal y terapéutico del Cannabis y sus derivados, con lo cual ya queda abierto el mercado para la producción y comercialización de marihuana de manera legal, pero solo con fines medicinales.

No es ningún secreto que en el país se produce marihuana en considerables cantidades. Es más, su cultivo ilegal ha ido avanzando en la medida que la guerra contra la hoja de coca se ha ido intensificando.

La industria farmacéutica abre una oportunidad para los agricultores que puede significar una gran salto en la lucha contra la producción ilegal y contrabando de la marihuana. ¿Cuánto es la demanda nacional de productos medicinales farmacéuticos y naturales? y ¿cuánto la demanda mundial? ¿La producción nacional abastece?

De acuerdo con dicho Reglamento la Licencia de Producción se otorga a la entidad pública o laboratorio autorizado y certificado por la Digemid, previo cumplimiento de las condiciones establecidas en el Reglamento de Establecimientos Farmacéuticos aprobado por Decreto Supremo n.º 014-2011-SA

Si bien todo está pensado desde el punto de vista de la salud, no hay que cerrar los ojos a la oportunidad agrícola que se presenta. La marihuana puede exportarse en natural y en producto farmacéutico de manera legal. Y en Huánuco y el país, hay producción y de calidad.