Otra vez el realismo que le impregnan los actores, marcó la teatralización de la escenificación del viacrucis en el distrito de Churubamba. El actor Antonio Robles, que hace el papel de Jesús, se hizo clavar las manos y los pies, además de hacerse infligir reales azotes.

Más de  500 actores pusieron en escena la vida, pasión y muerte de Jesucristo el Viernes Santo, tras dos meses de ensayos.

El alcalde churubambino, Elber Leandro Zuñiga, informó que miles de personas llegaron el viernes al distrito para ver esta representación bíblica.

Afirmó que más de un centenar de policías y personal del Ejército garantizaron la seguridad de los visitantes, mientras que personal de salud se mantuvo alerto ante cualquier incidente. Y los visitantes pudieron degustar de potajes preparados por los pobladores que mantuvieron el orden.