Un tercer accidente de tránsito con consecuencias fatales se registró la madrugada de ayer. Esta vez ocurrió en el distrito de San Francisco de Asís, provincia de Lauricocha, sumando en total 7 personas fallecidas, en los últimos tres días.

Un padre de familia, su esposa e hijo, además de un pasajero, son las nuevas víctimas de la racha de accidentes. Por causas que la Policía y Fiscalía investigan, el vehículo en el que viajaban de Rondos a Huánuco se despistó y dando vueltas de campana cayó a unos 300 metros.

Los fallecidos son el chofer Inocencio Víctor Huapaya Pozo (61), su esposa Mercedes Villanera Tucto (49) y Josh de 13 años de edad, hijo de la pareja. Además del pasajero Leoncio Pozo Mallqui, mientras que el pasajero Efraín Soto Luna (25) logró sobrevivir al accidente.

Se conoció que la tragedia que enluta a dos familias ocurrió a las 4:30 de la mañana aproximadamente, en el lugar denominado Cushpatuna, jurisdicción del caserío Rayapata, distrito de San Francisco de Asís.

Ningún transportista se percató de la tragedia hasta pasadas las 6 de la mañana en que un poblador que se dirigía a su chacra vio el vehículo siniestrado y a una persona pidiendo auxilio.

Recién a esa hora, los lugareños y autoridades se movilizaron para auxiliar a las víctimas y se encontraron con una penosa escena. Solo una persona estaba con vida.

Los otros cuatro ocupantes estaban sin vida en la pendiente, el padre y su hijo quedaron uno cerca de otro. El automóvil Toyota Corona color azul quedó convertido en un amasijo de fierros.

Policías de la Comisaría de Rondos y del Puesto de Auxilio Rápido de Huarín participaron en las diligencias junto con el fiscal Carlos Castilla Soto, quien tras el levantamiento   de cadáveres entregó los cuerpos a sus familiares, excepto del chofer Inocencio Huapaya, que fue trasladado a la morgue de Huánuco para la necropsia que determinará las causas de su muerte.

Fuentes policiales dieron a conocer que la familia Huapaya Villanera viajaba de Rondos a Huánuco. Ellos llegaron de Lima por el feriado largo para visitar a sus familiares.

Sobre las causas del accidente aún está por establecerse, pero aparentemente la plataforma habría cedido —a causa de la humedad provocada por las lluvias— al paso del vehículo que rodó por la pendiente dando vueltas de campana.

Completamente destrozado terminó el automóvil.