Hoy, los partidos políticos que participarán en las Elecciones Congresales Extraordinaria 2020 firmarán el Pacto Ético Electoral, promovido por el Jurado Nacional de Elecciones.

Los firmantes se comprometen a desarrollar una campaña electoral que privilegie el respeto mutuo, la práctica de valores democráticos y la promoción de candidaturas idóneas, sin antecedentes judiciales ni penales, según se ha explicado.

Además, garantizar la transparencia de sus procesos internos, brindando información adicional de los procesos judiciales en trámite en la hoja de vida de sus postulantes.

También a impulsar la alternancia y paridad, todo ello en el propósito de lograr el voto informado de la ciudadanía en las elecciones del próximo 26 de enero de 2020, entre otros.

No es el primer Pacto Ético Electoral que se firma, tampoco será el último. Y aunque hasta ahora no ha sido cumplido a cabalidad, sigue siendo un instrumento importante en la contienda electoral. Por lo menos sirve para identificar la falta de compromiso de candidatos y organizaciones políticas, su doble moral, entre otros aspectos.

Aunque debiera sancionarse con rigor a quienes incumplen el Pacto, lo cierto es que los organismos electorales no tienen tal facultad. Pero sí el electorado podría aplicar la más severa sanción: negarle el voto. Esta vez también podría tomar en cuenta el Pacto Ético que se firmará hoy, al momento de votar.