Ante los reclamos de los obreros, el gerente de línea del Consorcio Obrainsa-Joca, que construye el Hospital Regional Hermilio Valdizán, llegará a la ciudad de Huánuco este martes para entablar diálogo con los dirigentes de Construcción Civil que exigen al consorcio cumplir los horarios laborales de los sindicalizados, el pago justo de sus remuneraciones y mejor trato.

Así lo confirmó Jotwin Criollo, secretario general del Sindicato Regional de Construcción Civil, tras reunirse con los encargados de la obra mientras los trabajadores realizaban un plantón en la obra.

Desde las 6 de la mañana, los más de 450 obreros suspendieron sus labores para exigir al Consorcio el cambio de la jefa de Recursos Humanos, maestro general de obra y asistente de producción porque “tratan despectivamente a los obreros”.

Pedido que fue atendido por el consorcio que decidió rotar a sus trabajadores cuestionados para que presenten sus descargos a las acusaciones de los obreros.

Tras la firma del acuerdo, los trabajos se reanudaron a las 2 de la tarde en la obra, como parte del acta suscrita por Criollo con el gerente de proyecto, Javier Rojas, que además confirma la cita para el martes con el gerente de línea que llegará de Lima.

Los obreros contaron que tenían problemas con la jefa de Recursos Humanos porque no cumplían con sus horarios de trabajo. “Terminábamos nuestras labores a las 5 de la tarde, pero estábamos saliendo de la obra a las 7 porque no había quien nos devolviera los DNI”, relataron.

Informaron también que desde hace un mes no les están brindando las indumentarias adecuadas a tiempo. “Antes nos daban guantes diarios, pero ahora tienen que durar una semana en el trabajo”, contaron.

Tampoco —dijeron— están respetando el pago por trabajos altura que les corresponde según su régimen laboral .

“Lo que buscamos es diálogo para que la obra no se paralice”, indicó Jotwin Criollo.

 OTRA PARALIZACIÓN

El dirigente también informó que hoy, nuevamente, los obreros de Construcción Civil paralizarán en el barrio San Sebastián sus labores en la obra de cambio de redes de agua potable de cinco pasajes, que ejecuta la empresa Constructora, Consultora e Inmobiliaria O y F S.R.L., de propiedad de los hermanos Antonio y Enrique Pulgar, y a la que acusan de no cumplir la cuota laboral con el Sindicato Regional.

“Es una empresa que está acostumbrada a traer obreros de otros lugares para no pagarles de acuerdo al régimen de Construcción Civil”, acusó Criollo.

Explicó que actualmente tienen 6 obreros del sindicato y la población trabajando en la obra del barrio San Sebastián que financia la Municipalidad de Huánuco y la empresa ha puesto a 24.