El Ministerio de Energía y Minas autorizó la participación del Gobierno Regional en el monitoreo y fiscalización que realiza ese portafolio a la Compañía Minera Raura que desarrolla sus operaciones en el distrito de Cauri, provincia de Lauricocha.

Sobre la Compañía Minera Raura existen acusaciones de contaminación ambiental y en las últimas semanas la Fiscalía especializada en Materia Ambiental formalizó denuncia contra dos de sus altos ejecutivos acusándolos de contaminar el medio ambiente con las operaciones extractivas de minerales.

Dirigentes y autoridades se han quejado en reiteradas oportunidades de los resultados de los muestreos que se practican a la minera y en no menos ocasiones han reclamado su participación y hasta propuesto algunas veces una auditoría ambiental internacional.

En medio de esa atmósfera la decisión del Ministerio de Energía y Minas de permitir que el Gobierno Regional los acompañe en su labor de monitoreo y fiscalización resulta un paso trascendental y puede contribuir en gran medida a confirmar o desvirtuar las denuncias o confirmar o desvirtuar las versiones de los ejecutivos de Raura de que han mejorado su sistema de cuidado del medio ambiente.

La participación y transparencia en la fiscalización puede marcar un punto de quiebre en las relaciones de la Minera Raura con la comunidad y autoridades.