Una mala práctica que existe en la gestión pública, y específicamente en los gobiernos locales, es que la gestión saliente, en muchos casos, deja deudas a la nueva gestión. Son los famosos PASIVOS.

Es común escuchar que la nueva gestión debe asumir los activos y los PASIVOS de la gestión anterior.

Por lo general los pasivos que se afronta son deudas a proveedores de bienes (pago por materiales de construcción, combustible, útiles de escritorio, etc.), servicios (locadores de servicios, deudas por alquileres, consultores, etc.) y los beneficios sociales a los trabajadores (vacaciones truncas, CTS, etc.).

Por otro lado una mala praxis que se realiza, de parte de la nueva gestión, es que se asume dichos pasivos sin el debido procedimiento y con el fin de evitar molestias, incomodidades, reclamos y denuncias por parte de los proveedores y ex trabajadores.

¿PERO CUÁL ES EL PROCEDIMIENTO QUE SE DEBE REALIZAR PARA ASUMIR DICHOS PASIVOS EN LAS MUNICIPALIDADES?

PRIMERO: En caso que dejaron saldos para honrar las deudas

Cuando la gestión saliente, en el informe de transferencia de gestión, deja saldos indicando para que deudas corresponde, entonces el procedimiento es simple:

1.- Se incorpora los saldos en las partidas presupuestarias previa aprobación mediante resolución del titular en cumplimiento a la Ley n.° Ley 28411, Ley General del Sistema Nacional de Presupuesto.

2.- Se emite el acto administrativo de reconocimiento de deuda (resolución de devengados) luego de haber evaluado que la deuda cumple con los requisitos necesarios para efectuar el pago, de acuerdo a lo establecido en las normas de tesorería y de presupuesto.

3.- Finalmente, previo informe de disponibilidad y certificación presupuestal, se efectúa el pago.

SEGUNDO: En caso que no dejaron saldos para honrar las deudas

Cuando la gestión saliente no deja saldos y la nueva gestión tiene que asumir las obligaciones y afectarlo con su presupuesto.

En primer lugar es necesario conocer que los presupuestos que cada año se aprueban en los gobiernos locales son para asumir obligaciones y compromisos de dicho año, de acuerdo con lo establecido en la Ley n.° 28411. El artículo de dicha ley indica lo siguiente:

Con cargo a los créditos presupuestarios sólo se pueden contraer obligaciones derivadas de adquisiciones, obras, servicios y demás prestaciones o gastos en general que se realicen dentro del año fiscal correspondiente.

De la norma se interpreta que el presupuesto de un determinado año solo debe ser utilizado para poder asumir obligaciones y compromisos de dicho año y no es posible utilizarlo – de forma deliberado – para asumir obligaciones de otros periodos.

En caso que se desee asumir obligaciones de otros periodos, deberán ser APROBADOS mediante ACUERDO DE CONSEJO MUNICIPAL, esto en concordancia con la Ley de Tributación Municipal D.L n.° 776, Ley n.° 28411 Ley General del Sistema Nacional de Presupuesto y la Ley Orgánica de Municipalidades, Ley n.° 27972.

Entonces el procedimiento en este segundo caso sería el siguiente:

1.- Se emite el acto administrativo de reconocimiento de deuda (resolución de devengados) luego de haber evaluado que la deuda cumple con los requisitos necesarios para su pago de acuerdo a lo establecido en las normas de tesorería y presupuestales.

2.- Se aprueba, mediante acuerdo de consejo municipal, el uso del presupuesto actual para asumir obligaciones de años anteriores.

3.- Finalmente, previo informe de disponibilidad y certificación presupuestal, se efectúa el pago.

Por último decirles que nunca se comprometan más de lo que recaudan, porque además de terminar endeudados estos actos en la administración pública son indicios de malversación de fondos, ya que no se puede comprometer gastos sin contar los recursos disponibles.