El establecimiento penal de Potracancha mantiene su aislamiento para evitar que el virus de la enfermedad covid-19 llegue a los reclusos. Vladimir Claudio, director de dicho establecimiento penal, informó que las visitas están restringidas al penal desde que se decretó el estado de emergencia en el país, que los agentes del INPE son evaluados por personal del Tópico cada vez que ingresan para verificar si tienen o no algún síntoma de la enfermedad, además de realizar la rutina del lavado de manos.

Además, dijo que si algún personal presentara alguna señal de gripe o resfriado se regresa a su casa.

“No hay visitas, no hay diligencias”, indicó Claudio al indicar que solo ingresan al penal medicamentos con recetas, alimentos especiales para adultos o reos que padecen alguna enfermedad o dolencia y para los seis niños que están en el penal con sus madres.

La Policía mantiene vigilancia desde la curva de la carretera que lleva de Cayhuayna a Potracancha, donde además de bloquear el paso hacia el penal interviene a quienes desobedeciendo el aislamiento social salen de sus viviendas.