Una anciana de 72 años que supuestamente había fallecido volverá a recibir Pensión 65 tras demostrase que fue un error del programa.

Nicolasa Zambrano Villanueva (72) fue retirada del programa de pensiones en setiembre del 2017 porque según información del Sistema Integral de Salud (SIS) estaba muerta.

Zambrano, al darse cuenta de que no es parte del programa presentó su queja en la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Tingo María, que solicitó a Pensión 65 la información de su desafiliación y detectaron que el programa no había constatado la información del fallecimiento de Nicolasa Zambrano con la Reniec (Registro Nacional de Identidad y Estado Civil).

Tras la constatación del personal de Pensión 65 se comprobó que la ciudadana está con vida y continúa residiendo en el caserío José Bernardo Alcedo, distrito de Hermilio Valdizán, informó la Defensoría del Pueblo.