Que el fiscal aplique todo el peso de la ley a los asesinos de su madre y padrastro, demandó Yelsica Chávez Omonte, quien advirtió que estos podrían salir en libertad pues han apelado la prisión preventiva dictada en sus contras alegando ser solamente receptadores de los ganados que robaron a los esposos Evaristo Modesto Benancio e Irene Omonte Pino la noche del 14 de abril último, en que fueron también cruelmente Que el fiscal aplique todo el peso de la ley a los asesinos de su madre y padrastro, demandó Yelsica Chávez Omonte, quien advirtió que estos podrían salir en libertad pues han apelado la prisión preventiva dictada en sus contras alegando ser solamente receptadores de los ganados que robaron a los esposos Evaristo Modesto Benancio e Irene Omonte Pino la noche del 14 de abril último, en que fueron también cruelmente asesinados.

Erick Junior Loarte Contreras, Gimel Geroncio Campos Contreras, Régulo Lorenzo Espinoza y su hijo Abel Joseph Lorenzo Rafael están presos en Potracancha por este crimen y robo de ganados perpetrado en la localidad de La Esperanza, distrito de Rondos, Lauricocha.

Yelsica refiere que los pobladores encontraron a Abel amarrando los ganados en la estancia de su padre Régulo quien tiene otros procesos por abigeato.

Además afirma que estos serían los mismos que hace dos años mataron a cinco integrantes de la familia Machado también para robarles sus ganados.

“Todavía confiamos en la justicia, por eso los hemos entregado a las autoridades cuando la población los atrapó. Ahora queremos que se aplique todo el peso de la ley y los condenen a cadena perpetua”, manifestó.