Familiares de Erick Sander Gonzáles Bonilla, sentenciado a cadena perpetua por el crimen del profesor Luis Ernesto Minaya Echiparra, realizaron un plantón en el frontis del Poder Judicial pidiendo se anule la sentencia del Juzgado Penal Colegiado Transitorio Supraprovincial que le impuso la máxima pena.

Portando carteles, los manifestantes llegaron a la Plaza de Armas y se ubicaron frente a la sede judicial donde clamaron su inocencia. Yasmin Campos dijo que organizaron la marcha para pedir a la Sala de Apelaciones -que ha programado para hoy la audiencia de apelación a la sentencia- revise todas las pruebas que demuestran la inocencia de su esposo.

Erick Gonzáles Bonilla (25) ha sido sentenciado a cadena perpetua en agosto del 2016 al ser encontrado culpable del delito de robo agravado con subsecuente muerte del profesor Minaya Echiparra, ocurrido el 12 de marzo del 2014.

La esposa del detenido ha negado que Erick haya participado del crimen, pero sí ha reconocido haber conducido el vehículo de la víctima.

Dijo que trasladó el vehículo por encargo de otro sujeto al que conoció jugando fútbol quien ofreció pagarle la suma de 100 soles.

Fue en esas circunstancias que Policías de Carreteras que lo intervinieron. Al registrar el automóvil encontraron manchas de sangre y uno de los zapatos de la víctima.

Según la sentencia, al ser interrogado por el suboficial Oscar Minaya, sobrino de la víctima, Gonzáles habría detallado que lo amarraron y arrojaron en la ruta a Conchumayo y que al llegar al lugar indicado, encontraron el cadáver del docente de la Institución Educativa Marcos Duran Martel.

Pero Yasmín ha negado esa versión y dice que la policía obtuvo esa información cuando llamaron a los delincuentes desde el celular de su esposo.

Al respecto, el presidente de la Corte Superior de Justicia de Huánuco, César Gonzáles,  que salió a conversar con la familia, dijo confiar en que los jueces de la Sala de Apelaciones van a revisar minuciosamente la sentencia y dar el veredicto que corresponde.