En la gestión del ingeniero civil Rubén Alva al frente al Gobierno Regional se colocó una malla metálica delimitando la sede regional con la faja marginal con la proyección de que sea un malecón turístico. Sin embargo esta decisión ha puesto en situación de abandono el área verde.

“Cuando no había rejas se cuidaba mejor este espacio, ahora está abandonado”, dice la trabajadora Edilberta Obregón.

Explicó que la anterior gestión consideró el cierre de las áreas verdes para respetar la faja marginal. “Está cerrado, ni nosotros [trabajadores] ni la población puede ingresar”, indicó al pedir a las autoridades disponer la atención al área verde. “Antes tenía flores, ahora está abandonado”, cuestionó.