TINGO MARÍA-Emer Arangüez 

Los cuatro gremios del Hospital de Contingencia: Cuerpo Médico, Sindicatos de  Obstetras, Asistenciales y Técnicos acataron un paro exigiendo el cambio inmediato de la directora Ejecutiva de dicho nosocomio, Liz Calero Martínez, aduciendo que no reúne los requisitos para el cargo.

“En dos oportunidades hemos presentado nuestra petición a la Diresa [Dirección Regional de Salud] Huánuco; sin embargo, en vez de respuesta favorable solamente hemos recibido una amenaza a través de un comunicado”, manifestó Leonardo Ocaña Navarro, subsecretario General de la Federación Regional de Trabajadores del Sector Salud Huánuco.

“Nuestra petición de inmediato cambio de la directora del hospital es debido a que la enfermera Liz Magali Calero Martínez no reúne el perfil o requisitos de acuerdo a ley. Además, porque no tiene experiencia para desempeñar dicho cargo, aunque trabajó como directora de Epidemiologia en la Diresa”, argumentó el dirigente.

“También porque Liz Calero designó a un trabajador cuestionado (José Guanilo Upiachihua) como jefe de la Unidad de Logística y director administrativo a un ingeniero industrial. En dichos cargos deben estar profesionales sin cuestionamientos y que tengan requisitos y capacidad de acuerdo a la ley. Además, Guanilo no tiene ninguna profesión”, acusó Ocaña Navarro.

Refirió que tras el paro de 48 horas que cumplieron el jueves y viernes último, fueron citados para hoy a un diálogo con un personal de la Oficina de Conflictos del Gobierno Regional a las 9.30 de la mañana en el mismo hospital. Y a las 11.00 de la mañana se reunirán con la directora, “pero nuestra decisión es firme”, sentenció.

HOSPITAL

El dirigente informó que el paro también fue para exigir la culminación del Hospital de Tingo María, como lo ofreció el gobernador regional para diciembre pasado.

“Exigimos también el mantenimiento del Hospital de Contingencia por haber sido declarado de Alto riesgo por Defensa Civil. Los trabajadores y pacientes merecemos ser tratados con dignidad”, puntualizó Leonardo Ocaña.