El sujeto arrestado por una turba al ser sorprendido hurtando dos cerdos ha sido llevado al Poder Judicial donde hoy el fiscal que lo investiga sustentará su pedido de prisión preventiva.

Domingo Concepción Rivera (46), que es natural del distrito de Churubamba, fue arrestado el domingo cuando huía llevándose dos cerdos, que los había robado de una vivienda de la comunidad de Sogobamba, distrito de Chinchao.

Para lograr su objetivo, el detenido y sus cómplices -como el mismo lo confesó- dieron pan con carne y veneno a los perros.

La dueña de los cerdos que había despertado en la madrugada salió a ver a sus animales, circunstancias que vio a sus dos perros muertos y sus cerdos no estaban.

Alertó a sus vecinos que de inmediato salieron tras los maleantes. Al llegar a la localidad de Tullca encontraron a Domingo caminando y llevándose los animales en un costal.

Airados le quitaron la ropa y le dieron una golpiza para luego atarle una soga al cuello y amarrarle las manos  hacia atrás. La turba lo llevó caminando hasta el poblado de Mayobamba, a donde horas después llegaron policías de la Comisaría de Acomayo y de Radiopatrulla, que lo trasladaron a Acomayo para las investigaciones.

Durante la investigación preliminar, Concepción Rivera declaró que un sujeto al que conoce como Mejía lo llevó a cometer el hurto.

Los pobladores no descartan que Mejía sea la persona que recorre diferentes localidades comprando animales, que incluso no regatea el precio.

Durante la investigación, varias familias llegaron a la Comisaría de Acomayo para denunciar que también fueron víctimas del hurto de sus animales, bajo la misma modalidad.