Prisión preventiva para el alcalde del distrito San Francisco de Asís (Lauricocha), su gerente de obras y el coordinador del Área Técnica Municipal ha solicitado ayer la Fiscalía Anticorrupción al Juzgado de turno que ha programado para mañana la audiencia en la que se decidirá la situación de cada uno de ellos.

La detención del alcalde Gamaniel Suárez Ureta, el gerente de Obras, Jhon Alvarado Fabián, y del trabajador Edgar Gilberto Cáriga Díaz se produjo el viernes luego que el segundo habría recibido 3000 soles de manos del empresario  Ever Alejandro Venturo Tacuchi, con la finalidad de que le reciba la obra “Construcción de la Institución Educativa de Huancabamba”.

El operativo fue ejecutado tras la denuncia del empresario quien manifestó que el alcalde le pedía 10 mil soles para recibirle la obra que contrató con la gestión anterior. Narró que al culminar la ejecución pidió a la comuna –mediante documento- recepcionarla, incluso levantó las observaciones en dos oportunidades, pese a ello la Municipalidad resolvió el contrato, por lo que solicitaron un arbitraje.

Según acusó, fue entonces que el alcalde  Gamaniel Suárez lo citó a la oficina de enlace y allí le propuso que se desista del arbitraje y le recibiría su obra, pero su esposa, que estuvo a cargo de la ejecución de la obra, no aceptó.

A fines de marzo, según el empresario, se reunió con el alcalde y su gerente de Obras, y la autoridad le propuso descontar un monto de otra obra que el mismo empresario ejecuta y con eso pagar el dinero solicitado por su esposa en el arbitraje. Tampoco aceptó esta propuesta.

Días después, el 2 de abril, se reunió con el gerente Jhon Alvarado, quien lo llamó a su oficina. Habría sido ese día que —según fuentes ligadas al caso— por encargo del alcalde le pidió 10 mil soles que serían para los gastos de aniversario del distrito, que se celebra el 20 de abril.

Pero al negarse una vez más, el 5 de abril el alcalde le mandó una carta notarial resolviendo el contrato de la obra “Creación de la losa deportiva de Huarín”

Y el día 8 de abril, en una conversación que Ever Venturo grabó en audio, el gerente de Obras le dijo -entre otros- que fuera a su oficina y que no debía estar dilatando el tiempo, debido a que  le pidió plazo hasta el 11 de abril para entregarle el monto solicitado.

Ante ello, la Fiscalía y policías Anticorrupción planearon el operativo en el que Ever Venturo entregaría 7 mil soles. Pero fue Edgar Cáriga quien llegó a la cita a recibir el dinero.

El empresario no quiso entregarle el dinero y al comunicarse con Alvarado, este le dijo que se acercara a su oficina en la cuadra 3 del jirón Huallaga, urbanización La Quinta. Ahí se produjo la entrega y cuando salía Gamaniel Ureta fue detenido por los policías que ingresaron con él a la oficina y detuvieron inicialmente a otras cinco personas y encontraron los 3 mil soles que llevó Ever.

Finalmente, la fiscal del caso decidió citar a Víctor Rodríguez Garay, Michel Reyes Narciso y Ariel Romero Serafín, al no encontrar evidencias de su participación en el hecho de corrupción.