Prisión preventiva para una mujer y dos varones está solicitando el fiscal que los investiga por varios delitos que habrían cometido en diferentes puntos de la provincia de Yarowilca.

Se trata de los hermanos Kelin (20) y Carmela (24) Bravo Silva y de Marco Antonio Campos Rosas (29) quienes fueron capturados la mañana del sábado último en su vivienda en la localidad de Chupán, capital del distrito de Aparicio Pomares.

Los agentes les encontraron  un revolver “Smith & Wesson” calibre 38, 50 municiones calibre 38, dos escopetas hechizas; tres municiones de escopeta, una laptop Lenovo, cinco memorias expandibles, varias billeteras con tarjetas de crédito; DNI de varias personas que serían de sus víctimas.

Entre lo hallado se encuentran las pertenencias de los pasajeros y chofer de un automóvil que cubría la ruta Huánuco-Tantacoto y que fue asaltado la mañana del 11 de febrero último en un desvío antes de llegar a Chavinillo.

La Policía también tendría una denuncia en contra de Kelin Bravo quien habría participado en enero último  en el asalto a Juan de Dios Charre Jacinto en su vivienda enero del año pasado en el caserío de San Juan. Jacinto murió meses por la herida que le causaron cuando le dispararon con una escopeta.

Tras las diligencias realizadas por un fiscal de Yarowilca, los tres detenidos pasaron ayer al Poder Judicial a la espera de que el juez programe la audiencia para que el fiscal sustente su pedido de prisión preventiva contra ellos y sus abogados planteen sus argumentos de defensa.

La Fiscalía les estaría imputando los delitos de tenencia ilegal de armas, receptación y de ser integrantes de la banda criminal denominada “Las hienas de Chupán”.