Construir un cerco en el perímetro de la zona arqueológica de Shillacoto para evitar que inescrupulosos dañen las construcciones preincas, están solicitando un grupo de ciudadanos ante informaciones de que personas interesadas en ganar terreno para viviendas soltaron agua para inundar las excavaciones que recientemente se realizaron en esa zona de la ciudad un grupo de arqueólogos.

El restaurador Ángel Alfaro encargado de tapar las excavaciones que han puesto otra vez a la luz el muro de un templo y vestigios de que más abajo habría otros más antiguos, alertó del atentado que sufrió la zona arqueológica.

El fiscal Keler Hidalgo Pasquel de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco llegó a Shillacoto la mañana del viernes sin constatar daños en el patrimonio arqueológico.

“Pedimos a la Municipalidad y la Dirección Regional de Cultura cercar Shillacoto para evitar que malhechores estén ingresando”, solicitaban los vecinos en una reunión con el director de Cultura, César Sara.

Entre abril y mayo arqueólogos de la empresa Yachay Runa realizaron excavaciones identificando otro templo preinca más antiguo al se conoce en Shillacoto.