En los últimos días las autoridades municipales han estado recordando a la ciudadanía los peligros que trae el uso de productos pirotécnicos y han anunciado operativos para vigilar que no se expendan en las ferias navideñas que se realizarán en Huánuco y Amarilis e incautarlos en caso se esté comercializando.

Si bien es costumbre reventar pirotécnicos en la Noche Buena y en la última noche del año, bien podemos empezar a cambiar esa costumbre que tiene muchos peligros para los niños, principalmente; y somete innecesariamente a estrés a las mascotas.

No hay que olvidar que entre las tragedias que se reportan por estas fechas, están las mutilaciones de extremidades de niños por el uso de pirotécnicos. También adolescentes y adultos.

Nada puede justificar exponer a semejante riesgo a los infantes.

Hacen bien las autoridades en programar y ejecutar operativos contra la venta de pirotécnicos ilegales, pero sabido es que resultarán insuficientes para un efectivo control.

Entonces pues, corresponde a cada ciudadano asumir su cuota de responsabilidad, asumir el cuidado y protección de sus hijos, sobrinos, ahijados… menores de edad.

Queda en cada uno de nosotros eliminar de nuestros seres queridos el riesgo que trae el uso de pirotécnico y empezar a ponerle fin a esa costumbre que, además, contamina el medio ambiente.