La selección nacional parte este miércoles hacia Brasil para disputar la Copa América. Dos partidos de práctica han servido al director técnico Ricardo Gareca para evaluar a sus dirigidos. Sin embargo, el “Tigre” ha tenido que enfrentar críticas por no convocar a Claudio Pizarro, el otrora capitán del combinado patrio y hoy aclamado jugador de su equipo en Alemania: Werder Bremen.

A sus 40 años de edad, el “Bombardero de los Andes” hace historia en su club. Empero, esa misma edad —por la que hace historia— es su principal barrera para la Selección.

El equipo que va a la Copa América es para el DT el equipo base con el que enfrentará las eliminatorias al Mundial y con el que jugará el Mundial, en caso de clasificar, que es lo que todos queremos.

Pero además a este equipo hay que ir sumando a los que serán el cambio generacional de los que ya están por salir de la Selección por edad: Guerrero, por ejemplo, para quien con 35 años de edad, esta es su última oportunidad de pelear una cita mundialista y de estar en ella con 38 años.

Nadie discute el valor que tuvo Pizarro en la selección, ni los éxitos que cosecha en Alemania, pero su tiempo en el combinado patrio ya pasó. Su edad y la necesidad del cambio generacional —para no volver a esperar 36 años o más para regresar a la cita— lo han desplazado de la Selección.