TINGO MARÍA – Emer Arangüez

Pobladores y autoridades comunales del caserío José María Ugarteche acordaron paralizar la construcción del sistema de agua potable y alcantarillado ante rumores de cambios en el expediente técnico y la negativa del alcalde del distrito Hermilio Valdizán de entregar dicho documento a la comunidad.

La decisión de paralizar la obra fue aprobada por mayoría el domingo en una candente asamblea realizada en el local comunal y a la que asistieron también los los regidores de la Municipalidad Hermilio Valdizán, Tobías Salvatierra Lastra y Fortunato Carrillo Orizano.

Los pobladores se quejaron de que antes de iniciar la ejecución de dicho proyecto, el alcalde Wimmer Primo Cabrera no cumplió con entregarles la copia del expediente técnico en físico.

“Lo más indignante es que pese a ello, iniciaron los trabajos y luego quieren hacer cambios en el proyecto originando especulaciones y controversias. Y cuando reclamamos, el alcalde no nos responde favorablemente. Lo peor es que trata de confundir ante la población distrital argumentando que los que le reclaman son los que serán candidatos, lo cual no se ajusta a la verdad”, dijeron los quejosos.

“Según el alcalde y sus profesionales, se debe modificar el expediente técnico para cambiar las composteras por biodigestores; sin embargo no nos entregan la copia del expediente a pesar que el Comité de Fiscalización en dos oportunidades le solicitó”, añadieron.

En la reunión y ante el pedido de los pobladores, los regidores Tobías Salvatierra y Fortunato Carrillo se comprometieron a interceder para que el alcalde entregue la copia del expediente técnico.

“Sin embargo a la comunidad no apareció hoy (04 de diciembre) Tobias, mientras que Fortunato sí; pero contrario a su promesa de la reunión del domingo refirió que en la parte alta de Ugarteche, lugar donde vive, haría firmar a 20 personas para que le apoyen a fin de que modifiquen el expediente técnico”, manifestaron.

Por su parte el poblador y bachiller en ingeniería Daniel Cámara Pérez afirmó con documentos en las manos que el proyecto tiene “deficiencias” y “los precios alterados”, los obreros están trabajando sin implementos y no hay un ingeniero de seguridad.

El proyecto “Mejoramiento y ampliación de los sistemas de agua potable y alcantarillado de los poblados Río Azul, Margarita y Ugarteche, distrito de Hermilio Valdizan – Leoncio Prado”, es ejecutado por contrato por el “Consorcio Rio Azul” con la supervisión del Consorcio Valdizán y con una inversión de 8 794 449.12 financiado por el Ministerio de Vivienda, construcción y Saneamiento, por lo que se debe garantizar trabajos de calidad, enfatizó.

César Delgadillo Murillo, presidente del Comité de Fiscalización, anunció que acudirán a la vía legal “para que no nos sorprendan ni se aprovechen de la necesidad del pueblo”.

Asamblea en la que se tomó la radical decisión.