Comparecencia con restricciones y el pago de 10 mil soles de caución dispuso el juez de investigación preparatoria Víctor Guzmán Afán para el suboficial PNP Jaime Antonio Flores Llanos, detenido el domingo por pedir presuntamente dinero al dueño de una motocicleta.

Al resolver el pedido de prisión sustentado por la fiscal anticorrupción Carla Liyanage Palacios, el juez consideró que no se cumplían los presupuestos para dictar prisión, principalmente en lo que respecta al peligro procesal.  Dijo que no existía peligro de fuga u obstaculización, sumado a ello, el investigado  tenía arraigo domiciliario, familiar y laboral.

El magistrado hizo una serie de observaciones a los elementos de convicción presentados por la Fiscalía que pidió prisión para Flores Llanos acusándolo del delito de cohecho pasivo propio en el ejercicio de la función policial y alternativamente omisión de actos funcionales. De ser condenado por el primer delito, el suboficial Flores recibiría una condena de entre 6 y 10 años de cárcel.

Una de las observaciones del juez es que la denuncia de Javier Pisco Esteban (21), no ha sido corroborada por su primo Gerson Tapia Saavedra, ni la enamorada de este  Wendy Baldeón, quienes en su declaración dijeron no haber escuchado el momento en que el suboficial habría pedido dinero, ni el momento en que se habría realizado la entrega de los 50 soles que el trabajador de la discoteca Makondos asegura que sucedió.

La pareja sí reconoció la intervención por transitar tres en una motocicleta, no llevar cascos y estar en aparente estado de ebriedad. Los policías también reconocieron la intervención pero negaron haber pedido coima y sostuvieron que los dejaron libres de favor.

Sobre el vídeo obtenido del patrullero, el juez dijo que la transcripción realizada de éste durante las diligencias, “no indica objetivamente la entrega del dinero”. La fiscal narró que en el vídeo se logra ver al denunciante levantar el canguro y sacar lo que sería el dinero el cual se lo habría entregado al policía que sacó el brazo por la ventana.

La fiscal presentó asimismo la transcripción del audio que logró grabar el trabajador de la discoteca Makondos. En el audio se escucharía al denunciante decir “es todo lo que tengo brother”, a lo que el denunciado habría respondido, entre palabras inentiligibles: “Principio de oportunidad”.

La defensa del investigado sostuvo entre otros que la denuncia sería por venganza, pero la fiscal señaló que no podría hablarse de venganza si es que no se concretó ninguna imposición de la papeleta.

Ante ello, el juez dictó comparecencia con restricciones y dictó reglas de conducta y dispuso el pago de 10 mil soles de caución en el plazo de 15 días.

OTRA AUDIENCIA

Respecto al pedido de comparecencia con restricciones para el suboficial Jhonel Fernández Acosta, el otro investigado, el juzgado programará la audiencia.