Un contingente policial y dos fiscales dieron un golpe a la minería ilegal en la provincia de Puerto Inca con la destrucción de tres dragas artesanales que operaban en las aguas del río Pachitea en el lugar denominado Boca de Yanayacu.

Al notar la presencia policial, los mineros ilegales huyeron de la zona nadando las aguas del referido río.

Efectivos de las Comisarías de Puerto Inca y de Tournavista con los fiscales Dumas Campos Malpartida y Carlos Chirre Ramírez, de la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Materia Ambiental y dos efectivos de la División de Medio Ambiente iniciaron el operativo de interdicción al promediar las 4 de la madrugada y concluyeron pasado el mediodía.

En la zona dinamitaron las tres dragas artesanales con la que mineros ilegales extraían oro del río Pachitea contaminando sus aguas y destruyendo el medio ambiente.

Cuando fiscales y policías regresaban de la zona encontraron la carretera bloqueada aparentemente por pobladores del caserío Boca de Yanayacu.

Con estos equipos extraen oro del río Pachitea.