El SO3 Carlos Valer Carmen fue detenido la mañana del sábado por sus colegas del Departamento de Investigación de Delitos contra la Administración Pública (Policía Anticorrupción) para que responda a la grave acusación que le hizo el suboficial Yeltsin Magariño Ávalos, investigado por pedir una coima de 100 soles, a quien le habría pedido dinero para ayudarlo en la investigación.

Magariño Ávalos denunció ante la Fiscalía Anticorrupción que Carlos Valer se comunicó con él y le contó detalles de la investigación indicándole que todo estaba armado para perjudicarlo, que gastaría 20 a 25 mil soles, pero que él tenía una salida.

Según relató Magariño ante la Fiscalía Anticorrupción, su promoción Carlos Valer lo llamó el 24 de noviembre vía WhatsApp y lo citó para conversar “sobre un tema delicado”.

Al encontrarse en Llicua, cerca a donde vive el policía anticorrupción, le habría dicho a Magariño que la fiscal le encargó investigarlo y que lo llamó porque tenía una solución, pero que nada era gratis y lo orientó a tramitar un préstamo.

Al preguntarle cuánto quería, le dijo 10 mil soles y  que le daba plazo hasta el día siguiente, 25 de noviembre, por lo que dijo planeó grabar el encuentro y la entrega del dinero (1 500 soles).

Yeltsin Magariño entregó a la fiscal copias de la conversación que sostuvo por el WhatsApp con su colega, así como los audios que probarían lo que dice.

Enterado de la denuncia en su contra, el suboficial Valer Carmen también decidió denunciarlo señalando que fue el suboficial Magariño quien lo llamó para preguntarle sobre la investigación.

Se supo que el policía detenido negó haber pedido dinero, pero reconoció haberle contado detalles de la investigación en su contra y de su posible detención.

Tras la reunión, dijo, su amigo le dio un sobre blanco, al parecer conteniendo dinero, mientras le agradecía por la información, a lo que él habría respondido que no era necesario.

Ante ello, relató Valer Carmen, cuando estaban por retirarse, el investigado por la coima de 100 soles le confesó haberle grabado con una microcámara instalada en sus muñecas y un dron.

Le dijo que si no quería que la conversación se hiciera público que no lo acosen y no hostiguen a su colega, la suboficial Atencia Aguirre.

Pese a que le habría dicho que no podía hacer nada para ayudarlo, le respondió que no le importaba pero que debía hablar con el denunciante para que cambie su versión y le dio 3 días para hacerlo.

Según el denunciante, en el encuentro realizado en horas de la noche también estuvo la esposa de Magariño que también es miembro de la Policía Nacional.

Tras los hechos, la fiscal Luz Sánchez tramitó la detención preliminar del policía anticorrupción, quien ignorando que había una orden en su contra se presentó el sábado a trabajar.

Al promediar las 11 de la mañana, sus colegas le hicieron conocer la resolución del juez Elmer Contreras y lo detuvieron para investigarlo por un plazo de 72 horas, que se cumple mañana.

El suboficial Magariño que aseguró haber entregado dinero a su colega podría enfrentar otro proceso judicial.