El confeso robacarros Alex Rodolfo Santa María Ponce tuvo que ser dejado en libertad, en audiencia realizada la mañana de ayer, debido a que el fiscal que lo investiga no requirió al juez la prisión preventiva, sino comparecencia con restricciones.

El juez de Investigación Preparatoria y Flagrancia Ángel Gómez Vargas consideró que el fiscal debió solicitar prisión preventiva, debido a que el investigado tiene procesos en curso e incluso tiene una sentencia por el delito de hurto agravado, lo que elevaría la pena a imponérsele en caso de ser encontrado culpable de intentar robar una automóvil.

Como se recuerda, Santa María Ponce fue atrapado la mañana del viernes cuando se aprestaba a llevarse el automóvil con placa de rodaje W1 X390 de la empresa de transportes Señor de Burgos.

Octavio Pérez, padre del chofer del vehículo, sorprendió a Alex Rodolfo en el volante del vehículo.

Tras las investigaciones preliminares, el fiscal Rudy Jimenez solicitó al Juzgado el proceso inmediato para su juzgamiento, pero fue rechazado por el juez debido a que no se había considerado como agraviada a la empresa propietaria del vehículo y únicamente al chofer que lo conducía.

Pero además, el fiscal pidió comparecencia con restricciones para el detenido y el pago de 3 000 soles como caución. Como no prosperó el proceso inmediato, el juez dictó la comparecencia y el pago de la caución, pero además envió copias de lo actuado a Control Interno del Ministerio Público, pues consideró que el fiscal debió pedir prisión preventiva y no comparecencia restringida para Alex Santa María por sus antecedentes delictivos.