Debido a una deuda con Seda Huánuco, la institución educativa de primaria San Pedro estuvo sin el servicio de agua potable por 15 días y aún así fue seleccionado sede de la capacitación de docentes para el Buen Inicio del Año Escolar.

Precisamente dichos docentes manifestaron su preocupación por las condiciones en las que estaban y que se agravaban por la crisis generada por la propagación de la enfermedad del coronavirus y cuyo contagio puede evitarse lavándose continuamente las manos con agua y jabón, según los especialistas.

La subdirectora del colegio San Pedro, Delia Ramos Rojas, explicó que la falta de agua potable se debe a deudas. “Del jr. Maracaná se tenía una deuda de enero y febrero cuyo recibo se hizo llegar a la UGEL  Huánuco para SU pago respectivo, pero para la reconexión se ha tenido que hacer un trámite y pago” de 1 133.50 soles refirió.

Pero hay otra deuda con Seda Huánuco por el medidor del colegio ubicado en el jirón Esteban Pavletich. Es de la empresa constructora [que construyó el colegio] con Seda Huánuco, por 8 mil soles aproximadamente. “La empresa dice que no debe porque han utilizado el agua del [medidor de] Maracaná. Ante esta situación se ha judicializado” el caso, refirió Ramos Rojas.

El martes último la subdirectora pagó a Seda Huánuco, con fondos de la APAFA, los 1 133.50 soles por la reconexión del servicio del agua potable y la mañana de ayer personal de Seda Huánuco realizaba dicha labor.