El enfrentamiento entre la presidenta y el secretario general de la CGTP, Mónica Tamayo y Franklin Reátegui, ha llegado a la autoridad.

En efecto, la prefecta regional, Roció del Carmen López Tucto, concedió a Tamayo la solicitud de garantías que solicitó contra quien hasta hace poco fuera su compañero en las jornadas de protesta en la CGTP y su pareja sentimental, Franklin Reátegui, por “amenazas y hostigamiento”.

La autoridad política remitió su resolución a la División de Seguridad del Estado de la Policía Nacional para su conocimiento y actúe según sus funciones.

Tamayo acusó a Réategui de amenazarla de manera verbal y por teléfono, de hostigarla, insultarla y difamarla y presentó un CD para sustentar sus dichos.