La cantidad de presos recluidos en el Establecimiento Penal de Potacancha, en Huánuco, ha cuadruplicado la capacidad de esta infraestructura.

Así lo dio a conocer el director de la Oficina Regional Oriente del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) en Huánuco, Oscar Eduardo Castillo Calderón.

Detalló que el penal fue construido para 750 internos en 1992; sin embargo, actualmente cuenta con 3 200 internos. “Hemos superado nuestra capacidad al igual que todos los penales del Perú”, anotó.

“Casi todos los penales del país están sobrepoblados”, insistió el funcionario al indicar que la sobrepoblación se debe a que el Poder Judicial está ordenando la prisión de los investigados sin sentenciar.

“El Poder Judicial mucho interviene sin juicios, a golpe de la noticia. El año pasado hemos tenido [a nivel nacional] cerca de 2 500 internos que nunca debieron estar en los penales”, afirmó.

Castillo Calderón explicó que cada vez que ingresa una persona al penal se activa un sistema: alimentos, personal penitenciario, agua, luz, seguridad “para que luego nos digan que no debió estar preso”.

Afirmó que solo el 40 % de los recluidos tienen sentencia judicial, mientras que le otro 60 % está con proceso, puntualizó.

El director de la Oficina Regional Oriente del INPE detalló que el 70 % de los internos de Potracancha son jóvenes de entre 20 y 32 años. “La mayoría son primariosos y están en el penal por casos de robo agravado”, anotó.

Dijo que los delitos más frecuentes por lo que las personas están recluidas en el penal de Potracancha son robo agravado, hurto y violación. “El 10 % [de los internos] son por violación”, dijo al especificar que en su mayoría son de las zonas aledañas de Huánuco.

Oscar Castillo informó también que los presos reincidentes están siendo trasladados al penal de Conchamarca del vecino departamento de Pasco, que es de máxima seguridad.

“El 10 % de presos está procesado o sentenciado por violación”