A más de un año del inicio de la invasión masiva de las 9 367 hectáreas del terreno conocido como Humedal o Totoral en la localidad de Huachog del centro poblado de Colpa Baja, el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco ha otorgado 24 horas de plazo para que desalojen de manera pacífica dicho terreno, de lo contrario serán lanzados por la fuerza pública.

La orden ha sido emitida en el proceso impulsado por la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental por los delitos de alteración del ambiente o paisaje y usurpación agravada.

Es decir, quienes ahora se encuentran en el llamado Humedal de Huachog tendrán que enfrentar cargos por delito ambiental. Eso independiente del delito de usurpación, toda vez que el terreno —más allá del reclamo de posesión de Hale Llanto— pertenece a la Dirección Regional Agraria adscrita al Gobierno Regional.

La notificación de desalojo del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria se ha hecho por edicto publicado durante tres días en el boletín Avisos Judiciales de la Corte Superior de Justicia de Huánuco. Y el plazo para desalojar pacíficamente dicho terreno acaba de vencer por lo que solo resta la intervención de la fuerza pública para imponer el principio de autoridad y aplicar justicia. Ha transcurrido más de un año para la orden de desalojo, no hay que esperar más tiempo para ejecutarla.