La marcha de los transportistas exigiendo solución al paro de los paperos que cumplía una semana, que cese la violencia contra ellos y los dejen trabajar con sus vehículos y que comenzó pacíficamente desembocó en un violento enfrentamiento con los campesinos en el puente y óvalo Esteban Pavletich y con la policía de testigo y arremetiendo de rato en rato con gases lacrimógenos contra los campesinos desde el lado de los conductores.

Era el séptimo día del paro indefinido que los paperos habían iniciando para llamar la atención del gobierno ante la crisis económica en la que se encuentran por la caída del precio de la papa en la chacra.

Hasta antes de ayer los enfrentamientos fueron entre paperos y policías, salvo el del puente Señor de Burgos la noche del jueves que fue de pandilleros con policías, tal como lo ha confirmado el coronel PNP Alberto Castillo.

Pero ayer el enfrentamiento fue entre paperos y quienes decían ser transportistas.

En medio de la trifulca hubo quienes aprovecharon para robar a los campesinos, quemar sus prendas de vestir y colchones en los que pasaban la noche a la intemperie en los días de paro.

“Delincuentes nos han amenazado con cuchillos y armas”, dijo una asustada campesina.

La noche del jueves un grupo de transportistas convocó a la marcha para la mañana del lunes.

Desde las 7 de la mañana se concentraron en el Paradero 10 de Amarilis. Y antes de las 8 de la mañana, 50 personas (algunos con trimóviles otros a pie) emprendieron la marcha hacia el puente Huallaga donde se concentraba el mayor número de paperos desde el inicio del paro.

En medio de la tensión de un enfrentamiento, se produjo el diálogo entre transportistas y agricultores. Los primeros pedían a los segundos que permitan el pase de los vehículos que transportaban combustible y alimentos debido a la escasez de los productos.

Tras 20 minutos de diálogo, por momentos encendido, los transportistas decidieron apoyar a los campesinos en su medida de fuerza y se encaminaron por la carretera Central en marchar por las calles pidiendo a sus compañeros parar el tránsito urbano.

A su paso coreaban: ¡Por culpa del Gobierno, el pueblo en las calles!

Los transportistas continuaron su recorrido por San Sebastián donde duplicaron su número, siguieron por los jirones 28 de Julio y poco después llegaron a la Plaza de Armas.

El mismo jefe de la Quinta Macrorregión Policial, Gral. PNP Jorge Lam Almonte, y la fiscal de prevención del delito, Rocío Castro, exhortaron a los manifestantes a marchar pacíficamente y no realizar disturbios, porque está penado con cárcel.

La movilización de los transportistas siguió hasta el puente Esteban Pavletich, donde un grupo empezó a atacar con piedras a los agricultores que se encontraban al otro lado, en el óvalo del mismo nombre, y que  también respondieron con piedras.

Los transportistas usaron también cohetes en su ataque a los campesinos en el óvalo Esteban Pavletich.

Inicialmente el contingente policial que custodiaba el desplazamiento de los transportistas evitó intervenir en el conflicto pero luego desde el lado de estos lanzaron gases lacrimógenos a los campesinos.

En medio de los gases los transportistas lograron cruzar el puente y avanzar hasta el camal y algunos metros de la Vía Colectora.

Fue en estas circunstancias que algunos aprovecharon para sustraer los utensilios y víveres de los agricultores y prender fuego a la ropa de estos, de niños y mujeres, además de varios colchones que encontraron en algunos camiones. Además voltearon un automóvil.

Los paperos lograron reagruparse y a pedradas hicieron retroceder a los transportistas con policías incluidos y el trimóvil que encontraron estacionado lo llevaron hasta el puente para prenderle fuego delante de los transportistas en respuesta al ataque que habían sufrido.

Finalmente los campesinos recuperaron el control del puente Esteban Pavletich y la prefecta departamental, Rocío Tucto, con personal de la Defensoría del Pueblo exhortaron a los campesinos a retomar la calma y el cese de la agresión.

Los transportistas se retiraron, pero arengando y exigiendo la liberación de las vías bloqueadas por los paperos en huelga.

El enfrentamiento comenzó al promediar las 11 de la mañana y cesó a las 2.30 aproximadamente y fue transmitido en directo por Página3 a través de su cuenta en Facebook.

Ollas y víveres de campesinos en manos ajenas.

Vecina ayudando a un manifestante.

Absteciéndose de proyectiles.

Paperos retoman el control del puente.

Antes de irse, los paperos frente al Complejo Policial pidiendo la liberación de sus compañeros detenidos.

En medio de la gresca llegó este camión con paperos y víveres para sumarse al paro.

Personal de la Defensoría del Pueblo medió para que cese la agresión.

La prefecta departamental en diálogo con los paperos.