La minería también está generando conflictos en la provincia de Puerto Inca. El alcalde de esa alejada provincia en la selva huanuqueña, Hilter Rivera Bahoman, ha pedido públicamente a la Dirección Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos anular las concesiones mineras en su provincia porque está atentando contra el medio ambiente y poniendo en riesgo la vida de los pobladores.

“Se ha podido observar desde hace seis y siete años que las operaciones de las mineras chinas ha tenido efecto devastador en 60 a 80 hectáreas que ha alterado la quebrada Pintuyacu, afectando balneario”, explicó.

El edil advirtió que la actividad minera destructiva se estaría ampliando hacia la zona de Yuyapachis.

“Como alcalde me sumo al pedido de los dirigentes de que se pare esta actividad detructiva y si es posible se cancelen las concesiones mineras porque nada bien le ha hecho a nuestra provincias la intervención de estas mineras con grandes maquinarias”, señaló.

Juan López Gaspar, secretario de defensa territorial de la Federación de Comunidades Nativas Huánuco, Junín Pasco y Ucayali, refirió que las operaciones de extracción de oro de las empresas chinas en la quebrada Pintuyacu está afectando a las comunidades nativas de Puerto Inca.

Afirmó que ninguna de las comunidades nativas ni las organizaciones de nativos fueron consultados para que el Gobierno otorgue las concesiones a dichos extranjeros.

Un dirigente de Puerto Inca advirtió que de persistir las actividades minera de los chinos, Puerto Inca podría convertirse en una zona devastada por la minería como Puerto Maldonado.