El ingeniero agrónomo Héctor Devis Galiano Cerna asumió el miércoles la jefatura de la Unidad Territorial de Huánuco del programa de alimentación escolar Qali Warma, en reemplazo de María Salcedo Zúñiga, luego de la trágica muerte del monitor de gestión local, Juan Carlos Picón Álvarez, cuando cumplía cruzaba el río Derrepente en el valle del mismo nombre, para supervisión de la entrega de alimentos a escolares de esa zona.

La designación de Galiano se oficializó con la resolución de Dirección Ejecutiva nº D000090-2019 del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma que se publicó ayer en el diario oficial El Peruano y lleva la firma del director ejecutivo del programa, Fredy Hinojosa Angulo.

Hinojosa Angulo ya había adelantado la salida de Salcedo, durante su reciente visita a Huánuco a consecuencia de la trágica muerte del monitor en el cumplimiento de su función.

En su primer contacto con la prensa, Galiano lamentó la muerte de Juan Carlos Picón Álvarez y señaló que su deceso “nos indica que debemos mejorar nuestros protocolos” de desplazamiento del personal.

“Se va a priorizar el capital humano” dando facilidades a los trabajadores para sus traslados, dijo.

En sus 30 años de carrera pública, Galiano trabajó en el departamento de Huánuco en los años 90 en el Programa Nacional de Cuencas Hidrográficas y el año pasado fue jefe de la Unidad Territorial de Lima Provincias de Qali Warma.

ALIMENTOS

Qali Warma cerró el viernes último su proceso de adquisición de productos para los colegios de los distritos de Monzón, Quisqui, Panao y la provincia de Huamalíes.

Las compras se concretan a dos meses y medio de inicio del año escolar. A los colegios de estos lugares se les entregará la próxima semana los 47 tipos de productos para que las madres de familias preparen los alimentos para sus hijos.

“Estamos en las supervisiones de planta de los postores ganadores”, dijo el funcionario.

PEDIRÁN HUAROS

La muerte del monitor de Qali Warma también volvió a ser comentada por el gobernado regional, Juan Alvarado, quien reiteró que gestionará ante el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y el mismo presidente de la República, Martín Vizcarra, la instalación de huaros en el valle de Derrepente, para evitar una nueva tragedia.

Afirmó que la muerte de Juan Picón es responsabilidad  de todas las autoridades en todos los niveles, por el abandono en el que se encuentra ese valle, donde los pobladores tienen que colgarse de un cable para cruzar el río, circunstancias en las que falleció Picón Álvarez. “No podemos arriesgar más vidas”, sentenció la autoridad regional.