Julia Palomino Gonzales       

Uno de los factores a tomar en cuenta para decidir qué profesión estudiar es la perspectiva de desarrollo que tiene una carrera. Así, el Ministerio de Educación (Minedu) señaló algunos grupos de carreras con mayor potencial de demanda y mejores remuneraciones en nuestro país. El primer grupo está relacionado al mundo de la informática. Un estudio del BID estima que hacia el 2025 Latinoamérica va a tener una demanda de 1.2 millones de programadores de software. Y eso tiene que ver con la revolución tecnológica en marcha”, destacó Álvaro Calado, Director General de la Dirección General de Educación Superior Universitaria del Minedu. Un segundo grupo interesante de profesiones son las relacionadas al envejecimiento progresivo de la población. Allí los egresados de enfermería y asistentes de salud van a tener un incremento esperado de demanda laboral muy alto, de hasta un 70%, según señala el BID para la región. Asimismo, agregó que el desarrollo de más proyectos de infraestructura generará una alta demanda para ingenieros civiles y personal calificado vinculado a la industria de la construcción. Un cuarto grupo está relacionado al avance tecnológico en salud. Allí la ingeniería biomédica para solucionar problemas de salud y desarrollar órganos artificiales es una carrera con perspectiva a futuro. Y las carreras relacionadas a la seguridad cibernética también tienen un gran potencial, en línea con el cambio tecnológico que venimos experimentando. El avance tecnológico, desarrollo de infraestructura y el cambio demográfico marcarán las tendencias de empleo calificado.

Cómo elegir la carrera adecuada para estudiar y no arrepentirte a medio camino.

¿Qué factores debemos tomar en cuenta para decidir qué carrera elegir? ¿Son concluyentes los test de orientación vocacional? ¿Si es que te gusta más de una carrera, cómo elegir la adecuada para ti? ¿Cuáles son las carreras con mayor demanda? ¿Cuáles son las carreras con mayor remuneración? ¿Qué fuentes de información sobre este tema están disponibles y se pueden consultar?  Las carreras universitarias con mejor remuneración son aquellas vinculadas a la medicina, así como a la ingeniería de telecomunicaciones y agro negocios, con ingresos en promedio que oscilan entre S/ 4,072 y S/ 3,964 mensuales, de acuerdo al portal ‘Ponte en Carrera’ del Minedu. De otro lado, las carreras técnicas con remuneración más elevada son las vinculadas a arquitectura y urbanismo, ciencias de la comunicación,  periodismo y locución, con ingresos promedios mensuales entre S/ 2,871 y S/ 2,246.  El portal Ponte en carrera actualizó la información disponible sobre la oferta formativa en educación superior, la cual consta de más de 1,000 carreras técnicas y universitarias, así como también se renovó la información salarial de los egresados de universidades e institutos. El portal también permite realizar búsquedas de la oferta educativa utilizando el filtro de licenciamiento, es decir que los jóvenes que estén en búsqueda de una carrera universitaria podrán conocer si la institución donde quieren estudiar cuenta con el licenciamiento otorgado por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

En lo referido a las mayores remuneraciones promedio, entre las carreras técnicas con mejor remuneración se encuentran las vinculadas a Arquitectura y Urbanismo, Ciencias de la Comunicación y Periodismo y Locución. Si espera que alguien le aconseje acerca de qué carrera debe seguir o en qué puede trabajar, sepa que lo tiene difícil. La complejidad se basa en que los nuevos profesionales dedicados a las actividades emergentes deben inventar los modelos de trabajo futuro… Sin ayuda.

Dedicarse a una profesión con futuro y saber predecir cuáles serán los perfiles de mañana es una misión casi imposible en un mercado laboral cambiante en el que casi nadie puede aconsejarle con certeza acerca de qué carrera, sector o actividad es la que más le conviene. Sin olvidar que resulta fácil caer en la burbuja de las nuevas profesiones: ya se sabe que muchas de las que hoy tienen éxito no existían hace cinco años, y las que sean emergentes dentro de un lustro, aún ni las imaginamos. Es difícil, por tanto, obtener asesoría acerca de nuevos perfiles que sean sostenibles en actividades más o menos seguras y ciertas. Por si esto no fuera suficiente, en la búsqueda de profesiones con futuro tendrá que adaptarse a nuevos modelos de trabajo, de organización y de reciclaje profesional. De nada sirve que rastree actividades y empleos nuevos si no tiene en cuenta que esos perfiles y profesiones han de reinventarse pensando en nuevos puestos bajo demanda; en la posibilidad de trabajar sin ir al trabajo; en una actividad profesional en la que dependeremos de varios jefes, o en la que trabajaremos sin mandos; o en la que podremos disponer de un portfolio múltiple de carreras. Convertirse en un nuevo profesional es un factor definitivo para ser apto en cualquiera de las profesiones y perfiles emergentes. No se trata sólo de diferenciarse para llamar la atención de los reclutadores, sino de aportar un nuevo valor y presentar nuevos credenciales profesionales. Eso significa adoptar y dominar otras capacidades y habilidades que nos aseguren que estamos adaptados a un mercado de trabajo distinto y a profesiones y puestos diferentes.