La Quinta Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Huánuco tiene a su cargo la investigación de las denuncias que presentó la empresa municipal Seda Huánuco contra quienes resulten responsables del robo de agua de su canal de conducción del río Higueras a la planta de tratamiento en Cabrito Pampa, se informó.

Dicha empresa reportó que su Oficina de Asesoría Legal ha formulado las denuncias contra quienes resulten responsables por el delito de hurto de agua pretratada de Seda Huánuco S.A.

“Las conexiones clandestinas de agua perjudican a los usuarios formales de la empresa, afectando la presión de agua potable en 30 % y poniendo en riesgo el canal de conducción que en cualquier momento podría colapsar y dejar sin agua a la población de Huánuco, Amarilis y Pillco Marca”, reportó.

A través de una nota de prensa, Seda Huánuco precisa que “los lavaderos de vehículos que funcionan en el trayecto de la carretera Huánuco-Kotosh  y pobladores asentadas en esa zona, vienen sustrayendo el agua del canal de conducción que abastece a la planta de tratamiento”.

Indica que para realizar sus conexiones clandestinas con tubos de diferentes diámetros, perforan el canal de concreto armado, debilitando su estructura y poniéndolo en riesgo de colapso. Y a pesar que en reiteradas veces fueron clausuradas dichas conexiones, la han vuelto a realizar de manera desafiante.

Pero no son los únicos que han puesto en riesgo el canal de agua y abastecimiento del agua potable a tres distritos, sino también los posesionarios que están cavando con maquinarias pesadas el cerro para espacios y construir viviendas en plena faja marginal  y cerca del canal de conducción de agua.