Con ocho votos a favor y dos en contra, el Concejo Distrital de Amarilis rechazó el recurso de reconsideración presentado por los regidores Rusbel Chávez y Marco Gutiérrez contra el acuerdo que aprobó la vacancia de ambos por realizar actos administrativos.

El acuerdo fue aprobado anoche en sesión extraordinaria convocada y dirigida por el alcalde Antonio Pulgar Lucas.

Para los regidores Kerlin Celestino, Darlin Borja, Yusep Gómez, Iván Bustamante, Orlando Roque, Alan Rubín y Guillermo Pagano no existen nuevos elementos de prueba que desvirtúan la acusación contra ambos regidores de que realizaron actos administrativos, por lo que votaron a favor de declarar improcedente el recurso de reconsideración.

De esta misma posición fue Antonio Pulgar quien también emitió su voto.

Los pedidos de Chávez y Gutiérrez fueron vistos independientemente uno del otro, pero los sustentos fueron los mismos y los mismos los sustentos para declarar su improcedencia. Ambos, naturalmente, votaron a favor de la reconsideración.

Marco Gutiérrez argumentó que la tramitación de la vacancia fue irregular, que el alcalde y algunos regidores adelantaron opinión antes de la sesión de vacancia y por lo tanto debieron inhibirse y debían inhibirse en la votación del pedido de reconsideración, que es falso que le hayan entregado cinco mil soles para las actividades de la celebración del aniversario de toma de tierras de Paucarbamba y que el ciudadano Yoner Herrera estaba presentando una declaración jurada afirmando que fue contratado por el trabajador Yosip Torres, que le pagó por sus servicios de seguridad de la serenata un cantinero y que era falsa la declaración jurada anterior en la que afirmaba que Gutiérrez lo contrato.

“Se me acusa con documentos falsos”, alegó.

El asesor legal de la Municipalidad, Raúl Oyarce, presentó un dictamen recomendando que se declare improcedente el pedido de reconsideración porque no había nueva prueba que desvirtúe los cargos por los que fueron vacados el 12 de diciembre y que está prohibida la abstención del alcalde y regidores por adelantar opinión. Por el contrario, según dijo, el alcalde y regidor podían ser pasibles de denuncia penal si no votaban a favor o en contra de la vacancia.