Las Salas Superiores Mixtas de Huánuco y Leoncio Prado fueron reconformadas por el presidente de la Corte Superior de Justicia, Samuel Santos Espinoza, ante la designación del juez superior Jorge Carillo Rodríguez como integrante de la Unidad de Prevención Especial de la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) en Lima.

Hasta antes de su llamado a la OCMA, Carrillo había sido designado presidente de la Sala Mixta de Leoncio Prado con sede en Tingo María. Tras su convocatoria a Lima, su puesto quedó vacante.

Así, el presidente de la Corte decidió recomponer dicha Sala designando presidente al juez superior Richard Ninaquispe y convocando a la jueza de Ambo Sandra Cornelio para completar la Sala Mixta de Huánuco.

Así, la Sala Mixta Huánuco  quedó conformada de la siguiente manera: Ernesto L. Diestro y León (presidente), Ana Garay Molina y Sandra Cornelio Soria, integrantes. Y la Sala Mixta Descentralizada Leoncio Prado está presidida por Richard Ninaquispe Chávez e integrada por Santiago Malpartida Ramos y Héctor Aníbal Bejarano Lira.

Desde su nuevo puesto en Lima, Carillo indicó que es un nuevo reto profesional y que es consciente de que las decisiones que adopte deben ser para contribuir con el mejoramiento de la administración de justicia y la legitimidad del juez en la sociedad. “No se puede ser solidario con el colega corrupto”, anotó.