Una familia que por décadas ocupó un área verde en la Zona Cero en Amarilis fue desalojada la mañana del viernes por la Municipalidad Distrital de Amarilis que demolió la vivienda de adobe y calaminas.

Susana Trujillo, procuradora de dicha Municipalidad, explicó que el desalojo de la familia y demolición de la vivienda se dispuso a través de un procedimiento administrativo seguido contra Cirilo Ávila Ureta desde el año pasado al amparo de la Ley 30230 y atendiendo una recomendación de la Autoridad Local del Agua.

Explicó que dicha ley faculta a los procuradores públicos a recuperar las áreas públicas ocupadas por terceros.

“En este caso es área verde y la vivienda de material rustico está dentro de una faja marginal”, explicó la procuradora mientras maquinaria pesada demolía la vivienda en medio de resguardo de policías y serenos.

Si bien dicha norma está vigentes desde el 2014, refirió que no encontró en la Municipalidad ningún trámite para recuperar el área verde, salvo una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente por daño contra el medio ambiente que se archivó.

Cirilo Ávila se quejó de que no le avisaron del desalojo, aunque dijo que sí sabía del proceso administrativo en su contra.

Afirmó que la investigación de la Fiscalía Ambiental salió a su favor, pero que le precisó que estaba ocupando la faja marginal y le recomendaba conciliar con la Municipalidad.

Ávila dijo que intentó conciliar con el alcalde pidiéndole que lo reubiquen, pero el alcalde y la procuradora —dice— solo le decían que se retire de la zona que ocupaba.

Mientras Cirilo y su hermano Juan acusaban “abuso de autoridad” porque no le dieron plazo para salir voluntariamente, la procuradora enfatizaba que Cirilo no quiso recibir la notificación, que el alcalde le concedió el plazo adicional de 15 días que pidió para salir del lugar, pero incumplió.